top of page

Conversemos

¡Gracias por tu mensaje!

Suscríbete y aprende como rebajar tus
impuestos y aumentar tus ingresos.

Gracias por registrarte

Ley 21327: ¿Qué es y cómo afecta a los emprendedores y empresarios en Chile?

La ley 21327, publicada el 30 de abril de 2021, tiene como objetivo modernizar la Dirección del Trabajo, el organismo encargado de fiscalizar, mediar e interpretar las normas laborales en Chile. Esta ley introduce una serie de cambios que afectan tanto a los trabajadores como a los empleadores, especialmente en el ámbito de la digitalización y la mediación.

En este artículo te explicaremos qué es la ley 21327, cuáles son sus principales beneficios y desafíos, y cómo puedes adaptarte a ella si eres un emprendedor o empresario en Chile. Además, te contaremos por qué es importante contar con el apoyo de asesores externos como www.adactiva.cl para cumplir con la normativa laboral y evitar sanciones.

Impuesto Pyme: una guía para emprendedores en Chile.
Modernización de la Dirección del Trabajo

¿Qué es la ley 21327?


La ley 21327 es una reforma legal que modifica el Código del Trabajo y la estructura organizacional de la Dirección del Trabajo. Su propósito es modernizar el funcionamiento de este servicio público, incorporando el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, y fortaleciendo su rol mediador en los conflictos laborales.


Entre las principales modificaciones que introduce la ley 21327 se encuentran las siguientes:


  • Obliga a los empleadores a registrar una dirección de correo electrónico en el sitio web de la Dirección del Trabajo, la cual se considerará vigente para todos los efectos legales. Asimismo, establece que los contratos de trabajo deben indicar el domicilio y el correo electrónico de ambas partes, si lo tuvieren.

  • Faculta a la Dirección del Trabajo para solicitar información a los empleadores sobre sus trabajadores, tales como remuneraciones, jornadas, contratos, finiquitos, etc. Esta información será utilizada para el ejercicio de las facultades legales propias de la Dirección del Trabajo, tales como fiscalizaciones, conciliaciones, mediaciones y ratificación de finiquitos. Además, la Dirección del Trabajo deberá proporcionar esta información a los tribunales de justicia, previo requerimiento.

  • Permite a los usuarios realizar sus trámites, actuaciones, requerimientos y solicitudes por medios electrónicos, cumpliendo las modalidades y procedimientos que establezca la Dirección del Trabajo mediante resolución. La Dirección deberá disponer de un sistema electrónico para la tramitación y seguimiento de las denuncias, procesos de fiscalización, solicitudes de pronunciamiento y consultas que tengan los usuarios. Todas las actuaciones que se realicen en forma electrónica producirán los mismos efectos legales que aquellas realizadas en forma presencial o documental.

  • Modifica las normas relativas a la mediación laboral en el ámbito de la negociación colectiva, disponiendo que se entenderá por ella el sistema de resolución de conflictos en el que un tercero imparcial llamado mediador, sin poder decisorio, colabora con las partes y les facilita la búsqueda, por sí mismas, de una solución al conflicto y sus efectos mediante acuerdos. Además de la mediación voluntaria ya existente, en que las partes de común acuerdo solicitan la designación de un mediador, se incorpora la facultad para que la Dirección del Trabajo cite o convoque a las partes a una mediación voluntaria. En casos calificados y con acuerdo de las partes, el mediador podrá ser asesorado por un experto a costo del Servicio.

  • Faculta al Director del Trabajo para disponer consulta pública sobre las instrucciones, pronunciamientos y demás normas de carácter general que dicte para la interpretación y aplicación de las leyes laborales y de seguridad y salud en el trabajo.


¿Cuáles son los beneficios de la ley 21327?


La ley 21327 busca mejorar la eficiencia y eficacia de la Dirección del Trabajo mediante el uso intensivo de las tecnologías digitales.


Algunos beneficios que se esperan de esta ley son:

  • Agilizar los procesos administrativos y reducir los tiempos de espera para los usuarios.

  • Facilitar el acceso a la información y a los servicios de la Dirección del Trabajo, especialmente para las personas que viven en zonas alejadas o con dificultades de movilidad.

  • Mejorar la calidad y oportunidad de la fiscalización, al contar con más y mejor información sobre las condiciones laborales de los trabajadores.

  • Promover la prevención y solución de los conflictos laborales, mediante el fortalecimiento del rol mediador de la Dirección del Trabajo y la incorporación de expertos en casos complejos.

  • Aumentar la transparencia y la participación ciudadana, al permitir la consulta pública sobre las normas de carácter general que emita la Dirección del Trabajo.


¿Cuáles son los desafíos de la ley 21327?

La ley 21327 también implica una serie de desafíos tanto para la Dirección del Trabajo como para los empleadores y trabajadores.


Algunos de estos desafíos son:

  • Adecuar la infraestructura tecnológica y el capital humano de la Dirección del Trabajo para implementar las nuevas modalidades de atención y gestión electrónica.

  • Capacitar a los usuarios sobre el uso de las plataformas digitales y garantizar su seguridad y confidencialidad.

  • Resguardar el derecho a la defensa y al debido proceso de los usuarios, especialmente en los casos de fiscalización y sanción por medios electrónicos.

  • Adaptar los contratos de trabajo y los sistemas de registro y control a las nuevas exigencias legales, especialmente en lo relativo al correo electrónico como medio de comunicación oficial.

  • Prepararse para afrontar posibles conflictos laborales con el apoyo de mediadores o expertos, según corresponda.




¿Cómo adaptarse a la ley 21327?

Si eres un emprendedor o empresario en Chile, debes estar atento a los cambios que introduce la ley 21327 y tomar las medidas necesarias para cumplir con tus obligaciones legales.


Algunas recomendaciones que te pueden ayudar son:

  • Registra una dirección de correo electrónico en el sitio web de la Dirección del Trabajo y mantenla actualizada. Esta dirección será tu medio oficial de comunicación con el organismo fiscalizador, por lo que debes revisarla periódicamente y responder a sus requerimientos en forma oportuna.

  • Incluye en tus contratos de trabajo el domicilio y el correo electrónico de ambas partes, si lo tuvieren. Esto facilitará el contacto entre empleador y trabajador, así como el envío y recepción de documentos laborales.

  • Mantén un registro actualizado y ordenado de toda la información relativa a tus trabajadores, tales como remuneraciones, jornadas, contratos, finiquitos, etc. Esta información podrá ser solicitada por la Dirección del Trabajo o por los tribunales de justicia en cualquier momento.

  • Realiza tus trámites, actuaciones, requerimientos y solicitudes ante la Dirección del Trabajo por medios electrónicos, siempre que sea posible. Esto te ahorrará tiempo y dinero, además de evitar posibles contagios por covid-19.

  • Participa activamente en los procesos de mediación laboral, ya sea voluntaria u oficiosa, cuando se presenten conflictos con tus trabajadores o sus organizaciones sindicales. La mediación es una oportunidad para dialogar, negociar y llegar a acuerdos que satisfagan a ambas partes, evitando así una judicialización del conflicto.


¿Por qué contar con el apoyo de asesores externos?

La ley 21327 implica una serie de cambios normativos que pueden resultar complejos o confusos para muchos emprendedores o empresarios. Por eso, es importante contar con el apoyo de asesores externos que te orienten y te ayuden a cumplir con tus obligaciones legales.

Una empresa que te puede brindar este apoyo es www.adactiva.cl, una consultora especializada en asesoría laboral, previsional y tributaria. Ellos te ofrecen:

  • Un equipo multidisciplinario de profesionales expertos en materias laborales, previsionales y tributarias.

  • Una atención personalizada y adaptada a tus necesidades específicas.

  • Una asesoría integral que abarca desde la elaboración de contratos hasta la defensa ante fiscalizaciones o juicios laborales.

  • Una actualización permanente de sus profesionales.


Conclusión

La ley 21327 es una reforma legal que busca modernizar la Dirección del Trabajo, incorporando el uso de las tecnologías digitales y fortaleciendo su rol mediador en los conflictos laborales. Esta ley implica una serie de beneficios y desafíos tanto para los trabajadores como para los empleadores, especialmente en el ámbito de la digitalización y la mediación.

Si eres un emprendedor o empresario en Chile, debes estar atento a los cambios que introduce la ley 21327 y tomar las medidas necesarias para cumplir con tus obligaciones legales. Además, te recomendamos contar con el apoyo de asesores externos como www.adactiva.cl, una consultora especializada en asesoría laboral, previsional y tributaria.

Esperamos que este artículo te haya sido útil e informativo. Si tienes alguna duda, pregunta o sugerencia, puedes dejarla en los comentarios. También te invitamos a compartir este artículo con tus contactos y redes sociales, para que más personas conozcan la ley 21327 y sus implicancias.



Y si quieres recibir más consejos e información sobre cómo emprender con éxito en Chile, suscríbete a nuestro boletín ingresando tu correo al final de la página.

 

Si aun no eres cliente, puedes comunicarte al +56 26469 3370 y una ejecutiva te explicará cómo puedes unirte a nuestra comunidad.


Esta y cualquier otra publicación en nuestro sitio web, redes sociales, charlas y cualquier otro medio de comunicación se basa en diversos estudios, investigaciones y recopilaciones de carácter meramente informativo, y no debe ser interpretado como una asesoría o consultoría de ninguna clase.

La utilización del contenido como fundamento para realizar acciones y tomar decisiones es de exclusiva responsabilidad del usuario, liberándose Adactiva® y sus asociados de cualquier consecuencia derivada de sus acciones.

68 visualizaciones

Comments


bottom of page